Una buena tracción debajo de los pies es necesaria, por ejemplo una alfombra de yoga. La altura del balón deberá reflejar la altura del perro y estimular una transferencia del peso sobre sus patas traseras. 2 personas son recomendadas para este ejercicio si el perro es grande. Eleve las patas delanteras de manera que ellas reposen sobre el balón. Ruede el balón de adelante hacia detrás y de izquierda a derecha para estimular el movimiento de las patas delanteras.