Atando una banda elástica por encima de la muñeca (carpo). Una segunda persona se coloca delante del perro y ejerce una tensión en el elástico. Mantener el elástico cerca del suelo. Caminando con el perro hacia delante, cada paso es resistido por el elástico. Asegúrese que el elástico no este demasiado cerrado para que no bloque la circulación sanguínea.