El balón debe estar estabilizado por otra persona o entre las dos piernas. Si el perro es grande, dos personas son recomendadas.
Coloque el perro en posición vertical soportándolo para no dejarlo caer. Coloque una mano soportándolo sobre el pecho y la otra sobre su espalda.
Efectúe una presión en la parte superior del perro en movimiento de rebote.
El ejercicio es agotador y debe efectuarse de 30 a 60 segundos solamente.