Coloque el perro en una posición confortable acostado de lado.
Coloquese entre las extremidades delanteras y traseras.
Para hacer flexión del carpo, coloque la mano por debajo de la posición base del antebrazo.
La mano por debajo deberá estar sobre la posición delante del pie. Asegúrese que el carpo este soportado con el fin de evitar todo estrés inútil a la articulación.
Haga lentamente flexión del carpo. Las otras articulaciones de las extremidades deberán quedarse en una posición neutra. Asegúrese de no mover las otras articulaciones cuando este trabajando sobre la afectada. Continúe la flexión hasta que el paciente demuestre señales de incomodidad, como contraer los músculos, moverse, girar la cabeza hacia usted, o intentar distanciarse.